Artículos



¿Qué son los terrores nocturnos?

En medio de la madrugada tu pequeño despierta aterrado, gritando, con el cuerpo agitado y no parece posible calmarlo, pues en realidad sigue dormido.

Si alguna vez has vivido esta escena, se debe a los terrores nocturnos, y en Biolua podemos ayudarte a disminuir este problema con el uso de las Neblinas de sueño y los Bálsamos de sueño! pero vamos a platicarte primero sobre los terrores nocturnos para entenderlos mejor.

Los terrores nocturnos son una interrupción del sueño, aparentemente similar a una pesadilla, pero más dramática. y si bien son alarmantes, no suelen representar un problema médico serio que deba preocuparte.

También se les conoce como «miedos del sueño», y con frecuencia ocurren en combinación con el sonambulismo. Al igual que el sonambulismo, los terrores nocturnos se consideran una «parasomnia», es decir, una experiencia no deseada durante el sueño. Su duración habitual puede abarcar tan sólo unos segundos hasta unos minutos, pero también puede extenderse durante más tiempo.

Casi el 40% de los niños han sufrido terrores nocturnos, y se superan normalmente antes de la adolescencia. Son muy muy pocas las personas que siguen presentandolos al llegar a la edad adulta.

Los terrores nocturnos pueden requerir tratamiento si causan problemas para dormir lo suficiente o suponen un riesgo de seguridad.


Sintomas y signos de los terrores nocturnos

Los terrores nocturnos no son lo mismo que las pesadillas. Cuando se sufre una pesadilla, uno puede despertarse y normalmente recuerda algunos de talles de esta, en cambio, mientras se sufre un episodio de terrores nocturnos, en realidad se encuentran en un periodo de sueño profundo sin imágenes para recordar. Y al despertar la mañana siguiente, los niños no recuerdan haber tenido un episodio. ( Los adultos, en cambio, si pueden recordar fragmentos del sueño que tuvieron durante el episodio.)

Durante un terror nocturno, es posible que el niño:

  • Grite de manera atemorizante
  • Se siente en la cama evidentemente asustado
  • Mire fijo y con los ojos muy abiertos
  • Transpire, respire pesadamente y tenga el pulso acelerado, la cara chapeada y las pupilas dilatadas
  • Patee y pegue
  • No pueda despertarse, y si lo hace, se muestre confundido.
  • Sea difícil de consolar
  • No recuerde el suceso a la mañana siguiente o tenga pocos recuerdos de este
  • Posiblemente, salga de la cama y corra por la casa o tenga una conducta agresiva si se le impide el paso o se le contiene

Después de unos minutos, o un poco más, el niño simplemente se calma y se vuelve a dormir.

 

Cuándo consultar al médico

Los terrores nocturnos ocasionales no suelen ser causa de preocupación. Si tu hijo sufre episodios de terrores nocturnos, simplemente menciónalo a su pediatra en la siguiente onsulta. Sin embargo, consulta con tu médico si los terrores nocturnos:

  • Aumentan su más frecuencia
  • Interrumpen de forma habitual el sueño de quien los padece o el de otros familiares
  • Provocan problemas de seguridad o lesiones
  • Provocan somnolencia excesiva o problemas para cumplir con las actividades habituales durante el día
  • Siguen apareciendo después de la adolescencia o comienzan en la adultez

Causas

La causa de los terrores nocturnos es una sobrexitación del sistema nervioso central (SNC) durante el sueño.

Las fases del sueño son varias: La etapa de "Movimiento rápido de los ojos " (MRO) que es donde soñamos (incluidas las pesadillas) Los terrores nocturnos ocurren en el sueño que no es MRO. Técnicamente, los terrores nocturnos no son un sueño sino una reacción repentina de temor que ocurre durante la transición de una fase del sueño a otra.

Los terrores nocturnos aparecen normalmente a las 2 o 3 horas después de que el niño se duerme, cuando se pasa de la fase más profunda a la fase más superficial. Normalmente esta transición ocurre sin problemas, pero cuando el sistema nervioso está sobre exitado, los niñs se alarman y se asustan, y esta reacción de miedo es un terror nocturno.

Entre los factores que pueden contribuir a causar los terrores nocturnos se encuentran:

  • Privación del sueño y cansancio extremo
  • Estrés
  • Interrupciones en el horario para dormir, viajes o interrupciones del sueño
  • Fiebre

A veces, los terrores nocturnos pueden desencadenarse por afecciones no diagnosticadas que interfieren en el sueño, entre ellas:

  • Respiración asociada a trastornos del sueño: un grupo de trastornos que comprenden patrones anormales de respiración durante el sueño (el más frecuente es la apnea obstructiva del sueño)
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Algunos medicamentos
  • Trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad
  • En adultos, consumo de alcohol

 


¿Quiénes tienen terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos ocurren en niños con las siguientes características:

  • están excesivamente cansados o estresados
  • toman un nuevo medicamento
  • duermen en un nuevo ambiente o lejos de su hogar
  • no duermen lo suficiente

Los terrores nocturnos son relativamente poco frecuentes: ocurren en solo el 3 % al 6 % de los niños. Por el contrario, la mayoría de los niños tienen una pesadilla de vez en cuando. Los terrores nocturnos suelen ocurrir en niños de entre 4 y 12 años, pero se han visto también en niños de solo 18 meses. Parecen ser un poco más comunes entre los varones.

Algunos niños tal vez hereden una tendencia a tener terrores nocturnos: aproximadamente el 80 % de los niños que los padecen tienen un familiar que también los padeció o que era sonámbulo (un tipo de trastorno del sueño similar).

Un niño podrá tener un solo terror nocturno o varios antes de que desaparezcan. En la mayoría de los casos, los terrores nocturnos desaparecen por sí solos a medida que el sistema nervioso madura.

 


Cómo ayudar a tu hijo

Si bien no existe un tratamiento específico para los terrores nocturnos, pero es posible ayudar a prevenirlos vigilando los siguientes temas, para todos ellos, las Neblinas de sueño y Bálsamos de sueño de Biolua son una herramienta efectiva.

  • Reducir el estrés del pequeño.
  • Crear una rutina a la hora de acostarse para dormir que sea sencilla y relajante
  • Asegurarse de que su hijo descanse lo suficiente
  • Ayudar a su hijo a no estar excesivamente cansado
  • No permitir que su hijo se quede despierto hasta muy tarde.

Las Neblinas de sueño de Biolua y los Bálsamos de sueño Biolua son fórmulas de aceites esenciales diseñadas para ayudar a combatir las principales causas que impiden conciliar el sueño, como son el estrés, la ansiedad, nervios, miedos, falta de relajación etc. Por lo que son una herramienta segura y efectiva sin necesidad de tomar hormonas ni medicamentos que sólo deben ser utilizados bajo la supervisión de un médico.

El uso frecuente de la fórmula apropiada de aceites esenciales según varios estudios, al ser inhalados, entran en contacto con los receptores del nervio olfativo, comunicandose entonces con el sistema nervioso estimulando al cerebro a utilizar neurotransmisores como dopamina y serotonina, ayudando a contrarestar los efectos del cortizol (la principal hormona segregada por el estrés). Y ayudando a regular los estados de ánimo.

Al tener efecto positivo regulando el estrés, ansiedad, miedos, nervios, irritabilidad etc, su uso frecuente es también un aliado para los estados de ánimo en general, reduciendo la incidencia de berrinches, mal humor, etc. durante el día a día.

Las sinergias que componen las Neblinas de sueño, están formuladas con una selección muy cuidada de aceites esenciales, balanceando los aceites que son reguladores y los que son relajantes teniendo como resultado fórmulas seguras y efectivas para todos. Tenemos 3 fórmulas diferentes según el grupo de edades al que van dirigidos. La Neblina de sueño "Formula original" puede ser usada a partir de los 3 meses, y la neblina de suelo Melisa, a partir de los dos años. ( existe también la Neblina de sueño para adultos, segura d eusar a partir de los 4 años, y que también es ¡Antironquidos!)

Para quienes prefieren el uso de aceites esenciales por vía tópica tenemos dos fórmulas más diseñadas con este propósito ( son fórmulas diferentes, ya que no todos los aceites tienen las mismas propiedades cuando se aplican en la piel que cuando se usan inhalados como aromaterapia) Los Bálsamos de sueño son rollones de los cuales existen también 2 presentaciones: de 6 meses en adelante y de 2 años en adelante.

las restricciones de edad en las neblinas y los bálsamos dependen de las mismas especificaciones de seguridad de los aceites esenciales según cada planta. Por lo que un adulto puede usar cualquiera de las 3 para óptimos resultados, pero un bebito menor a 2 años es mejor que se limite al uso de la Neblina de sueño "Formula original"

¿Cómo actuar durante un episodio de terrores nocturnos?

Para un buen manejo de estos episodios es fundamental que los papás reaccionen bien porque de lo contrario la angustia de ellos puede generar aún más nerviosismo en los niños, lo que hace que el cuadro se extienda.


Hay que tener claro que este fenómeno en sí mismo no representa daño para los niños debido a que es parte de su neurodesarrollo y en la mayoría de los casos se dan por un periodo delimitado, desaparecen espontáneamente y no se vuelven a presentar. No son el resultado de un trauma sicológico.

La mejor manera de manejar un terror nocturno es esperar con paciencia y asegurarse de que su hijo no se lastime si se mueve. Los niños suelen calmarse y volver a dormir solos en unos minutos.

Es conveniente no intentar despertar a los niños durante un terror nocturno. Esto no suele funcionar y los niños que se despiertan probablemente estén desorientados y confundidos, y les lleva más tiempo calmarse y volver a dormirse.

Con lo que sí hay que tener cuidado es con que no se hagan daño mientras están en medio del episodio, y con la mayor calma evitar que se puedan hacer daño a ellos mismos o a quienes estén a su alrededor. 



PRODUCTOS RELACIONADOS CON ESTE ARTÍCULO

Neblina de sueño /repelente antimonstruos

Neblina de sueño "fórmula original" en spray
listo para usarse a partir de los 3 meses de edad.
Disponible en 2 presentaciones:
Neblina y repelente antimonstruos.

Ir a la tienda >>

Neblina de sueño Melisa / Repelente antimonstruos

Neblina de sueño Melisa en spray. Listo
para usarse a partir de los 2 años de edad.
Disponible en 2 presentaciones:
Neblina y repelente antimonstruos.

Ir a la tienda >>

Bálsamos de sueño

El bálsamo de sueño, Sinergias de aromaterapia
en roll on para su uso por vía tópica.
Disponible en 2 presentaciones:
de 6 meses en adelante y de 2 años en adelante

Ir a la tienda >>

Neblina de sueño para adultos (¡Antironquidos!)

Neblina de sueño Adultos en spray listo
para usarse a partir de los 4 años. Es también
una ayuda efectiva para problemas de ronquidos
que no requieran cirugía.

Ir a la tienda >>

Neblina de sueño para difusor

Neblina de sueño "fórmula original" para su uso
en difusor a partir de los 3 meses de edad.
Disponible en 2 presentaciones:
5 ml y 10 ml

Ir a la tienda >>

Neblina de sueño Melisa para difusor

Neblina de sueño Melisa para su uso en
difusor a partir de los 2 años de edad.
Disponible en 2 presentaciones:
5 ml y 10 ml

Ir a la tienda >>

Neblina de sueño adultos para difusor

Neblina de sueño Adultos para su uso en
difusor a partir de los 4 años. Es también
una ayuda efectiva para problemas de ronquidos
que no requieran cirugía.

Ir a la tienda >>


Sé parte de nuestra comunidad

Mantente informada sobre nuestros nuevos
productos, promociones y más

*
Campos requeridos
/ ( mm / dd )