Artículos



Aun cuando el Virus del Covid sigue activo, sin cura y sin vacuna lista, cada vez se acumulan actividades que requieren que salgamos al exterior, y al estar cerca el fin del verano, vuelven a rondarnos los habituales virus que afectan el sistema respiratorio.

Es realmente importante que además de observar las medidas de seguridad recomendadas para evitar contagios, tratemos de hacer todo lo posible por fortalecer nuestro sistema inmune.

Ahora, ¿qué significa “Elevar el sistema inmune”? Esta es una pregunta con respuesta más compleja de lo que quisiéramos, ya que el sistema inmune no es una sola cosa, sino un conjunto de elementos que involucran muchos procesos, muchos de ellos difíciles de medir de manera objetiva ( por ejemplo, el impacto negativo del estrés sobre este, ya que incluso lo que resulta estresante varía de persona a persona).

Te mencionamos aquí algunas estrategias para ayudar a elevar tu sistema inmune en general y maneras específicas en que Biolua puede ayudartea simplificar estos procesos.


Aumenta tus niveles de vitamina D

Estás en perfecto momento para comenzar un régimen preventivo que ayude a elevar tus niveles de vitamina D.

Diversos estudios han encontrado que la vitamina D juega un papel muy importante en elevar el sistema inmune, ya que es parte del proceso que “prepara” las células T para ayudarlas a combatir infecciones. El 40% de nosotros tenemos deficiencia de vitamina D, así que es importante poner atención en nuestros niveles de este nutriente y revisarlo de manera regular.

En estos estudios también se ha encontrado que las personas con deficiencia de vitamina D son 11 veces más susceptibles a sufrir gripas o resfriados, mientras que una buena suplementación de vitamina D puede reducirlos en un 42% La mejor manera de sintetizar la vitamina D es con una exposición conciente a la luz del sol. (aunque ahora que se recomienda mantenernos en casa para evitar ser parte de la cadena de contagios, vale la pena buscar otras maneras de obtenerla).

Entre las mejores fuentes de vitamina D se encuentran los pescados grasos, como el salmón y el atún.

También la encontramos, aunque en menor cantidad, en el hígado vacuno, los quesos y la yema de huevo.

Quienes no consuman carne, pueden encontrar vitamina D en los hongos comestibles. Actualmente algunos de los que encontramos en el mercado se logra aumentar el contenido de vitamina D al exponerlos a la luz ultravioleta.

Además, ciertos cereales para el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja, yogures, margarinas y bebidas a base de soja contienen vitamina D agregada. Consulte siempre las etiquetas. Si eliges ingerir suplementos de vitamina D, busca los que tienen vitamina D3, que es más fácil para el cuerpo de asimilar.


Magnesio

El magnesio es un mineral esencial que es necesario para que el cuerpo cumpla con diferentes funciones correctamente. También es importante en la regulación de otros nutrientes, tales como el calcio, zinc, potasio y la vitamina D.

La deficiencia de magnesio puede resultar en otras deficiencias de nutrientes. La deficiencia de magnesio puede debilitar el sistema inmunológico y hacer que el cuerpo esté más susceptible a las infecciones. Se ha comprobado que altera la función inmune y causa una respuesta inflamatoria en el cuerpo. Otro papel importante que desempeña es la producción de enzimas que ayudan a la activación y a mantener un nivel de energía saludable en el cuerpo y es un potente antiinflamatorio. Mejora el sistema inmunológico Reduce el estrés y la ansiedad y ayuda a dormir Alivia los síntomas de la diabetes tipo 2 Fortalece los huesos Ayuda en el buen funcionamiento del Sistema cardiovascular En los alimentos, el magnesio está presente, sobre todo, en los alimentos

de origen vegetal, especialmente en las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, alcachofas); en legumbres, los granos enteros, las verduras, las semillas y los frutos secos (cacahuates, nueces, almendras etc). Si se van a cocinar, se recomienda la cocción al vapor, para mantener sus propiedades, sobre todo en las verduras, ya que la concentración de magnesio en muchos alimentos ha ido disminuyendo con los años.

En Biolua tenemos como alternativa el “Aceite de magnesio”, (no es “aceite” como tal, sino una solución de cloruro de magnesio, se le llama así por la textura) de uso tópico, que optimiza la metabolización y absorción del mineral. Y simplemente se rocía en la piel (de preferencia en el abdomen) y se deja que el cuerpo lo absorba. Es también un efectivo aliado para reducir el estrés y dormir mejor.


El Zinc

Tomar Zinc El Zinc es también muy importante para mantener un sistema inmune eficiente. En estudios clínicos se ha encontrado que ayuda a bloquear la replicación de los virus.

El zinc se encuentra presente en muchos alimentos. Puede obtener las cantidades recomendadas de zinc mediante el consumo de una variedad de alimentos, entre ellos: ostras, que son la mejor fuente de zinc; carnes rojas, carnes de ave, mariscos como cangrejo y langosta, y cereales para el desayuno fortificados, que son fuentes buenas de zinc. Frijoles, frutos secos, cereales integrales y productos lácteos. Y se encuentran en el mercado muchos suplementos, especialmente anti gripales que lo contienen..


Tomar Vitamina C

La vitamina C, incluso en pequeñas cantidades, protege a las proteínas, grasas, e incluso ADN y RNA

de tu cuerpo del daño causado por los radicales libres.

Al actuar como un antioxidante, ayuda a proteger de daños las células del sistema inmune y puede ayudar a promover la producción de interferón, que genera una activación en las defensas antivirales en las células cercanas. Los efectos anti gripales de la vitamina C son de los más estudiados, y las investigaciones sugieren que su uso al inicio de síntomas de resfriado o gripa puede reducir la duración e intensidad de la enfermedad.

Al ser una vitamina soluble en agua, se desecha más fácilmente, por lo que el cuerpo no puede almacenarla, por lo que conviene consumirla con frecuencia. La encontramos de manera natural en frutas cítricas (por ejemplo: naranjas, mandarinas, toronjas) y sus jugos, así como pimientos rojos y verdes y kiwis. Otras frutas y verduras, como brócoli , fresas, melón, papas horneadas y jitomates. Además de algunos alimentos y bebidas fortificadas con vitamina C.


Duerme más y mejor.

Se ha comprobado que déficit de sueño aumenta el riesgo de enfermar al ser expuesto a virus o resfriados. Además de afectar el proceso de recuperación una vez enfermo.

Esto se debe a que durante el sueño tu cuerpo libera proteínas llamadas citocínas. Algunas de estas ayudan a mejorar el sueño y deben incrementarse cuando existen procesos inflamatorios o infecciosos. Por lo tanto a menor tiempo de sueño, menor producción de estas proteínas protectoras.

Los anticuerpos que atacan las infecciones también se ven reducidos cuando falta sueño, por lo que se recomienda lograr al rededor de 8 horas de sueño diarias para fortalecer al sistema inmune. La exposición a la luz azul (luces LED, pantallas de dispositivos electrónicos) altera los ciclos circadianos que se encuentran regulados por la luz natural, por lo que se recomienda controlar el uso de dichos dispositivos antes de dormir para no alterar tus patrones de sueño.

Una alternativa natural y segura para ayudar a conciliar el sueño que te ofrecemos en Biolua son las Neblinas de sueño y los bálsamos de sueño. Sinergias de aceites esenciales que ayudan dormir combatiendo las principales causas que impiden conciliar el sueño, como son el estrés, ansiedad, falta de relajación.

Existen 3 fórmulas distintas, para poderlas usar de manera segura en distintas edades.
A partir de 3 meses, de 2 años en adelante y la de adultos, que además es antironquidos! ( a partir de los 4 años) Las restricciones de edad dependen de los distintos aceites esenciales que conforman cada fórmula, y sus restricciones particulares de seguridad.

Recuerda que el uso de medicamentos ingeridos como hormonas, sedantes o hipnóticos debe ser cuidadosamente controlada por un médico, ya que las alteraciones de la química cerebral u hormonal sin supervisión puede acarrear otros tipos de trastornos sobre todo en menores de edad.


Procura evitar el estrés (ya se... Se escribe fácil... )

El estrés es un mecanismo que en su lado positivo nos ayuda a adaptarnos a las exigencias de la vida diaroa, puede aumentar la productividad, la creatividad, el estado de alerta, la concentración, y la toma de desiciones, lo que nos hace enfrentarnos mejor a los peligros.

Pero cuando el estrés se vuelve crónico, sus efectos sobre el organismo son muy dañinos. Una de las áreas más estudiadas por la psiconeuroinmunología sobre las relaciones del sistema inmunológico y los factores psicológicos son los efectos del estrés. Es gracias a estos estudios que se ha conocido la compleja interacción entre los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico.

Para ayudarte a combatir el estrés, en Biolua tenemos estas dos sinergias de aceites esenciales. uno de uso tópico, el Roll on de "Calma" formulado para ayudar a combatir la ansiedad, y otro de aromaterapia en spray, el "Rocío de Relax" para ayudar a reducir el estrés en general. Ambas fórmulas ayudan a reducir los niveles de cortizol.
El "Aceite de Magnesio" es tambiénun buen aliado para ayudar a relajarte y calmar el estrés.

Esta es la manera en que el estrés afecta al organismo:

El fisiológico (taquicardia, hipertensión, enfermedades coronarias, hiperglucemia, asma bronquial o síndrome de hiperventilación, sequedad de boca, aumento del colesterol, diuresis, etc.)
El cognitivo: (dificultades de atención y concentración, irritabilidad, olvidos frecuentes, incapacidad para decidir, etc.)

El motor (tartamudeo, temblores, contracturas musculares, tics, predisposición a accidentes, etc.).

Además de otras alteraciones como desequilibrios intestinales (colitis ulcerosa, úlcera péptica, aerofagia y estreñimiento), problemas dermatológicos (prurito, sudoración excesiva, dermatitis atípica, alopecia) y problemas sexuales (eyaculación precoz, impotencia, vaginismo y alteraciones del deseo). Y desequilibrios psicopatológicos, como trastornos de personalidad, fobias, miedos, adiciones, trastornos del estrés postraumático, conductas obsesivas y compulsivas, estados ansiosos, cambios en el patrón del sueño, etc.

Se sabe que el estrés es un supresor de las funciones inmunes, dejándote más susceptible a infecciones, gripas y resfriados. El estrés crónico o a largo plazo ha demostrado que disminuye el numero de células del sistema inmune además de aumentar la actividad de los mecanismos inmunosupresores

Para saber más puedes leer este estudio.


Mantener la higiene apropiada.

Manten la limpieza, higiene, saneación, esterilización (como quieras llamarle, pues resulta que “sanitizar” no existe en español )

Nuestras manos son un muy buen vehículo para transportar virus y germenes de un lado a otro ( entre ellos a nuestra cara y mucosas, provocando el contagio) por lo que se recomienda lavarlas constantemente con jabón (este ayuda a romper la membrana del virus y por tanto a destruirlo) y cuando esto no sea posible, usar productos con al menos 60% de alcohol mata gérmenes rápido y ayuda a prevenir la propagación de estos.

Pero claro, nuestra piel lo resiente, ya que el uso de jabones y alcohol con tanta frecuencia altera la propia capa lipídica protectora de esta.

Para ayudarte a cuidar tus manos y que tu piel se recupere, en Biolua tenemos el "Bálsamo de humectación intensiva", a base de Caléndula, manzanilla, Karité, Coco y vitamina E ( y claro, sin petrolatos, parabenos, fragancias sintéticas etc.)

Regenera la piel, la nutre y humecta a profundidad además de crear una capa protectora que le ayuda a mantener su humedad. Está pensada para manos, pero es útil también en cualquier parte de la piel muy reseca y que requiera cuidados extra.



Remedios herbolarios y aromaterapia

Existen remedios herbolarios que se han utilizado para mejorar la respuesta del sistema inmune y su uso es común.
Entre las plantas que se utilizan está la Equinácea, la uña de gato, el hono reichi, la cúrcuma, además de muchas otras que se pueden utilizar como remedio para aliviar los síntomas. Debemos recordar que todos los remedios herbolarios pueden también tener contraindicaciones para diferentes padecimientos e interacciones con medicamentos, por lo que se aconseja consultar a un medico antes de tomarlos.

Entre las aplicaciones de la herbolaria están incluidos los aceites esenciales, por lo que revisamos estudios médicos que se han hecho al respecto para elegir los que conforman estas formulas. Son 3 diferentes según las edades de quien las va a usar, según las propias restricciones de seguridad de los distintos aceites esenciales que las componen.

Elegimos aceites esenciales con propiedades bactericidas, antivirales, antiinflamatorios y que han mostrado en dichos estudios aumentar el nivel de linfocitos en la sangre.

Así como aceites que sean completamente seguros para cada edad.. en los más pequeños evitamos los aceites esenciales que pueden ser dañinos para el sistema respiratorio y nervioso que aún no está maduro, evitando por ej, el eucalipto, que por su alto contenido en cineol 1,8 NO se recomienda usar en menores de 6 años. Y para los mayores, No usamos aceites esenciales perjudiciales para la presión arterial, como el Romero, ni tampoco aceites esenciales que según estudios interfieren con los medicamentos para presión arterial y diabetes.


* La información contenida en este texto de ninguna manera sustituye el consejo médico. Le recomendamos que consulte a los profesionales de la salud en caso de enfermedad.


PRODUCTOS RELACIONADOS CON ESTE ARTÍCULO

Aceite de magnesio

maravilloso

Ir a la tienda >>

Neblina de sueño

maravilloso

Ir a la tienda >>

Rocío de relax

maravilloso

Ir a la tienda >>

Roll on de Calma

maravilloso

Ir a la tienda >>

Bálsamo de humectación intensiva

maravilloso

Ir a la tienda >>

Roll on Sistema inmune

maravilloso

Ir a la tienda >>


Sé parte de nuestra comunidad

Mantente informada sobre nuestros nuevos
productos, promociones y más

*
Campos requeridos
/ ( mm / dd )